Diferencia entre demencia senil y alzheimer

La demencia senil y el alzheimer son dos problemas que afectan casi siempre a las personas de edad avanzada. En ambos casos las personas ven afectadas ciertas capacidades que antes funcionaban con normalidad. Ésto hace que comiencen a depender más de otras personas y necesiten ayuda para ciertas tareas. Sin embargo existen diferencias entre una y otra afección.

La demencia senil es una deterioro de la capacidad mental de una persona, mediante la cual se ve afectada su memoria. Así mismo este deterioro afecta distintas capacidades de razonamiento y a largo plazo genera dificultades, por ejemplo, en el lenguaje y la percepción.

El alzheimer, por su parte, es una variedad de demencia senil. Se trata de una enfermedad mental por la cual las neuronas de la persona van muriendo poco a poco, afectando diferentes zonas cerebrales. Aunque aun no existe una cura total para la enfermedad, se suministran medicamentos específicos que apuntan a controlar los síntomas.

demencia-senil-alzheimer

La demencia senil y el alzheimer son frecuentes en personas de edad muy avanzada.

La demencia senil se da por lo general en personas mayores a 65 años y tanto mujeres como hombres. Esta problemática le impide a una persona llevar una vida normal. Actúa sobre el razonamiento, la orientación y la capacidad de moverse, entre otras cosas.

La persona que padece demencia senil requiere, generalmente, de algún acompañante especializado. Su incapacidad para poder manejarse de manera normal conlleva comunicarse de forma adecuada con la persona para que pueda comprender.

La demencia senil se produce como consecuencia de los años o incluso puede ser consecuencia de otras enfermedades. Algunas de ellas son el síndrome down o el parkinson. El alzheimer en cambio no es, en general, una consecuencia de otra enfermedad sino un estadio más avanzado de la demencia.

La esperanza de vida de una persona con demencia no suele verse afectada por padecer ese deterioro mental. El alzheimer, en cambio, afecta la salud de la persona y va reduciendo sus años de vida.

Diferencias claves entre alzheimer y demencia senil

Además de las diferencias mencionadas existen otras que permiten distinguir estas dos afecciones.

Mientras que la demencia senil se da siempre en personas de edad muy avanzada, el alzheimer puede aparecer en edades tempranas y no necesariamente en la vejez.

El alzheimer puede provocar, muy probablemente, la muerte de la persona que lo padece. La demencia senil no conduce a la muerte a pesar de afectar muchas capacidades de la persona.

La demencia senil produce una pérdida de memoria a corto plazo. La persona olvida cosas que hizo en el mismo día o el día anterior. El alzheimer tiene la misma consecuencia, pero también se ve afectada la memoria a largo plazo y la persona comienza a olvidar recuerdos del pasado e incluso de su familia.

El deterioro generado por el alzheimer, a diferencia de la demencia senil, es cada vez más grave. La persona llega a depender totalmente de otros, pierde incluso su identidad y además se afecta considerablemente a la familia emocionalmente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *