Diferencia entre artrosis y artritis

La artrosis y la artritis son dos enfermedades asociadas a las articulaciones, que pueden padecer las personas adultas. Aunque tienen ciertos síntomas en común, al igual que comparten determinados factores que constituyen un riesgo, la causa de cada una es diferente así como las personas que suelen ser objeto de las mismas.

La artrosis es una enfermedad inflamatoria y degenerativa por la cual se afectan los cartílagos entre los huesos. El cartílago es el que hace posible el movimiento entre los huesos. Al gastarse, los huesos empiezan a rozarse y gastarse a su vez. Ésto genera, entre otras cosas, un importante dolor en las articulaciones.

artritis-artrosis

Dos enfermedades que afectan las articulaciones de diferente manera

La artritis, aunque también es una enfermedad de las articulaciones, afecta la membrana sinovial. Esta membrana es la que protege a las articulaciones y cuando se inflama ocasiona bastante dolor y molestias, que derivan en esta enfermedad.

A diferencia de la artritis, la artrosis es una enfermedad que se produce comúnmente en las personas de edad avanzada.  Puede darse en diferentes partes del cuerpo, pero es común que se manifiesta especialmente en las manos. Entre otras cosas, la persona siente rigidez y dificultad para mover la parte del cuerpo afectada, además de dolor y entumecimiento.

Si bien el envejecimiento propio del cuerpo es el principal causante de la artrosis, también hay varios factores que contribuyen a la aparición de la enfermedad como por ejemplo la obesidad, los golpes o las lesiones. 

Si bien ambas enfermedades se prestan a confusión en repetidas ocasiones, la diferencia entre ellas es clara. Ambas afectan las articulaciones, pero de distinto modo. 

En el caso de la artrosis se recomienda muchas veces el reposo para tolerar mejor el dolor ya que este se potencia con el movimiento. Para la artritis el reposo no es de mucha utilidad ya que el dolor se mantiene continuamente.

Ninguna de las dos enfermedad es posible de ser curada totalmente. Por ello en ambos casos los tratamientos suelen apuntar a hacer tolerable el dolor. Para ésto se recetan generalmente anti inflamatorios y calmantes. 

La artrosis y artritis tienen diferentes síntomas

La artritis suele aparecer primero en las partes del cuerpo donde las articulaciones son más pequeñas: las manos, los dedos y las muñecas. El primer síntoma es la dificultad de mover la articulación, la cual se vuelve más compleja al pasar el tiempo.  Así mismo la manera en que las articulaciones se ven afectadas suele ser bastante simétrica.

El sedentarismo y la inactividad en general resultan desfavorables para la artritis. Por ello luego de dormir o de estar mucho tiempo sentado el dolor se vuelve más intenso. Además la persona que sufre la enfermedad suele pasar por etapas de más dolor y otras de menos.

En el caso de la artrosis  además de las manos, también se ven muy afectadas las rodillas y la columna, por ejemplo. En esta enfermedad un indicio claro es la deformación de las articulaciones y una especie de crujido al mover la parte afectada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *