Diferencia entre cliente y consumidor

Existe una importante diferencia entre los perfiles comerciales de cliente y consumidor que todo negocio o empresa debería considerar. La principal diferencia entre estos términos se refiere a que el primero es el que compra algo, mientras que el consumidor es quien consume o el usuario de un producto o servicio. Esto es lo primero que debe considerarse acerca de estos perfiles para poder identificarlos y satisfacerlos como corresponde.

Aprender la diferencia entre estos perfiles y poder identificarlos es vital para ofrecer un servicio acorde y personalizado. Tanto los clientes como los consumidores cuentan con necesidades y preferencias diferentes que requieren distintas estrategias y llegadas. Esto es necesario para lograr una venta como para mantener satisfecho al consumidor y conservarlo.

El cliente

Un cliente es aquella persona o institución que se encarga de comprar un producto o contratar un servicio. El cliente es todo sujeto con la intención y disposición para comprar algo, ya sea por primera vez o de forma frecuente. Esta distinción es igual de importante para un negocio o empresa porque: En el primer caso debe conquistar al cliente para consolidar la compra y en el segundo debe conservarlo.

El cliente es aquel que compra un producto o servicio y el consumidor es quien los consume o usa.

Los clientes pueden comprar tanto en un negocio pequeño y local como en una empresa mayor. Cualquiera sea el caso, el cliente siempre es aquel sujeto que realiza la compra en este tipo de transacción comercial. Así, el cliente paga el precio del producto o servicio que más le conviene y satisface de los que se encuentran disponibles en el mercado.

El consumidor

Por otra parte, el consumidor es aquel sujeto que consume o usa el producto o servicio adquirido. Aquí es importante señalar que el consumidor no siempre es la persona que adquiere el producto o servicio sino el usuario final. Sin embargo esto no significa que una persona no pueda cumplir ambos roles a la vez.

De esta manera, el consumidor es el beneficiario que goza del bien o servicio que fue previamente comprado o adquirido. Tanto los productos como los servicios deben satisfacer las necesidades del consumidor luego de ser adquiridas para lograr la reincidencia. Por ejemplo: Si compramos una bebida pero al consumirla no nos gusta su sabor es muy probable que compremos otra diferente la próxima vez.

Otras diferencias entre cliente y consumidor

Como ya hemos señalado, el cliente y el consumidor no siempre son la misma persona. En muchos casos los clientes no son consumidores porque compran algo para el consumidor final. Es lo que sucede por lo general en una familia, el encargado de las compras puede comprar ciertos productos para sus hijos o familiares que son los consumidores finales.

Para las empresas suele ser más fácil identificar a los clientes potenciales y verdaderos que a los consumidores. Esto se debe a que las transacciones de compra son más rastreables que las opiniones de consumo. Por lo general, para hacerse una idea sobre las opiniones y el nivel de satisfacción de los consumidores, las empresas recurren a las encuestas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *