Diferencia entre obispo y pastor

Las religiones organizadas suelen contar con una jerarquía que organiza y estructura los roles de sus actores. Para algunas personas toda esta jerarquía puede resultar un poco confusa y llegar a confundir los diferentes roles de una u otra religión. Como ocurre en el caso de obispo y pastor, dos funciones importantes dentro de la iglesia cristiana.

En cierta forma ambos conceptos tienen significados similares pero se diferencian en el uso que se hace de ellos. También es importante mencionar que estas palabras designan diferentes funciones dentro de la iglesia. El rol y las funciones de un obispo no son las mismas que las que le corresponden a un pastor.

Obispo

La palabra obispo deriva del término epískopos del griego y significa guardián o vigilante. La Iglesia Católica asigna este título a la persona que está a cargo de la oficina que administra un grupo de congregaciones e iglesias. El cargo de obispo forma parte de la jerarquía que caracteriza a la Iglesia católica y la forma en que se organiza.

Estos conceptos representan diferentes cargos en la jerarquía de la Iglesia católica.

Los obispos suelen administrar el conjunto de iglesias de una región específica, por lo que los sacerdotes y diáconos de esa zona responden al obispo. Siguiendo la jerarquía de la Iglesia, los obispos responden a los arzobispos quienes responden a los cardenales. El líder de la jerarquía católica es el mismísimo Papa quien gobierna a todos los miembros de esta institución.

Pastor

En cuanto al concepto de pastor, se trata de una palabra cuyo origen se encuentra en el latín del mismo significado. El origen de este concepto hace referencia a los pastores de rebaños de ovejas estableciendo cierto paralelismo con la labor de un sacerdote. Además, esta comparación se inspira de igual manera en las enseñanzas de Jesús, él era el pastor y sus seguidores las ovejas.

De esta manera, la labor de un pastor de iglesia consiste en guiar y velar por sus fieles seguidores. Los pastores tienen la autoridad religiosa en su congregación y se dedican a transmitir las enseñanzas bíblicas a todas las personas posibles. Cada iglesia cristiana cuenta con un pastor a cargo de la misma que se dedica a liderar la gente de su congregación.

Otras diferencias entre obispo y pastor

Los obispos de la Iglesia Católica Romana deben cumplir ciertas funciones con su cargo. Entre dichas funciones se encuentran la enseñanza de la doctrina, la conservación de los sacramentos de la orden, representan a la Iglesia en la región que administran y deben santificar el mundo.

En la jerarquía de la Iglesia, los pastores ocupan un lugar inferior a los obispos, por lo que deben responder ante estos últimos. Cuando hablamos de pastor en términos de religión nos referimos a aquella persona que debe guiar espiritualmente a sus fieles. Por lo general las funciones del pastor coinciden con el contexto o espacio con el que se lo vincula.

El significado y rol actual de los obispos se remonta al Nuevo Testamento cuando le ordenan a Tito supervisar obispos y presbíteros. A medida que la religión cristiana se fue expandiendo las funciones de los obispos se modificaron y les correspondía a los sacerdotes administrar las iglesias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *