Diferencia entre perfume y colonia

La principal diferencia entre el perfume y la colonia es la forma de producción. Ambos son utilizados tanto por mujeres como por hombres y en general poseen el mismo aroma, aunque el perfume tiene una mayor intensidad y duración, alrededor de unas siete u ocho horas, mientras que la colonia dura una hora como máximo.

El perfume es originario de la antigua Mesopatamia y la palabra proviene de Francia. Se producen con componentes aromáticos mezclados con etanol y agua. Su duración en el cuerpo es mayor gracias a la concentración de aceites aromáticos. Cuantos más de estos posea, más grande será la duración.

La colonia proviene de Alemania, específicamente en la Ciudad de Colonia. Es preparada con de la misma manera que el perfume pero la diferencia radica en la cantidad. Mientras que este último utiliza una gran cantidad de aceites esenciales, la colonia usa una menor concentración, también mezclados con alcohol y también agua.

perfume colonia

El perfume tiende a ser más fuerte que la colonia.

Se considera a la colonia como el formato más chico del perfume, conteniendo entre un 6% y 9% de esencia. Las personas lo utilizan durante todo el día, en especial en épocas calurosas de verano. Comúnmente se conoce como body splash, un aroma en frasco pequeño para llevar en la mochila o en una cartera. Lo único negativo es que al no durar mucho tiempo, hay que aplicarlo reiteradas veces.

El perfume contiene entre el 20% y el 30% de esencia. Su duración es mayor que la colonia y si la marca es famosa, puede alcanzar unas horas más. Se debe aplicar en las muñecas o el cuello y en dosis bajas, ya que al llevar tantos aceites concentrados su olor puede ser muy fuerte. Puede llegar a causar dolores de cabeza en la persona que lo está utilizando.

Ambos términos deben ser diferenciados de eau de toilette, eau de parfum y de elixir. La diferencia siempre radica en la cantidad de aceites esenciales que todos poseen. Este último mencionado es el que mayor posee y le sigue de cerca el perfume. La colonia es el único que se puede transportar por su pequeño tamaño y se encuentra entre los que menos aromas poseen.

Otra diferencia radica en el aroma. Mientras que la colonia posee un olor más natural y fresco, ideal para el verano, el perfume tiene un característico aroma fuerte, más utilizado en invierno o en ocasiones especiales, como lo es una fiesta. Son olores más profundos y se usan para resaltar el atuendo que se está vistiendo.

Cómo elegir el perfume o colonia ideal

La elección del perfume es muy personal de cada individuo, por lo que regalar uno puede resultar en una catástrofe. Muchos especialistas aseguran que según la personalidad del sujeto se debe usar una u otra fragancia. Por ejemplo si una persona es muy alegre un aroma para ella es a cítricos.

Hay que tener en cuenta, también, el aroma natural que la persona posee. Por eso se recomienda que cuando se compre una fragancia se prueba sobre la persona que lo utilizará y no sobre un tercero. Los perfumes dan un toque personal, por lo que su elección debe ser perfecta, ya que da seguridad y fortalece el atractivo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *