Diferencia entre selva y bosque

Una selva y un bosque son extensiones de naturaleza, compuestos más que nada por árboles. La selva puede definirse como un bosque denso, con diferentes tipos de climas. Todas las selvas son bosques, pero no sucede lo mismo al revés, ya que este último es solo un lugar lleno de árboles.

En un primer momento, el bosque era más conocido por la palabra floresta, derivada del latín foresta. Por otro lado, la selva era mejor conocida como jungla, proveniente del latín jangala. Esto último significa un territorio no cultivado.

Un bosque es un ecosistema, por lo tanto se puede encontrar diferentes tipos de seres vivos que comparten un espacio en común. En cuanto a la vegetación predominante en un bosque, se pueden encontrar diferentes tipos de árboles. Hay mucha variedad tanto de plantas como de animales, que interactúan en este ecosistema.

selva-bosque

Tanto la selva como el bosque están compuestos por árboles y arbustos.

Por su parte, una selva es un tipo de bosque denso. Esto quiere decir que su principal característica es la enorme cantidad de bosque. Sumado a este bosque denso, en una selva es posible encontrar gran variedad de hojas grandes, plantas por todos lados, lo que genera una dificultad en la visión de las personas cuando se encuentran allí. Su clima es cálido, lluvioso y húmedo.

A diferencia de la selva, es más fácil ingresar en un bosque. Esto se debe a que no hay tanta vegetación y es mucho más penetrable. Según el clima que presentan, existen diferentes tipos de bosques. Los hay tropicales, templados y boreal, con sus temperaturas bajas. Se los clasifica, también, según el tipo de árbol que aparezcan: de montaña o de tierras bajas.

En cuanto a las selvas, se clasifican según se latitud y temperatura. Por ejemplo la ecuatorial, la selva más diversa en cuanto a vegetación. Un ejemplo de esta es el Amazonas, en Brasil. Otro tipo es la subtropical, con un clima húmedo, y la tropical, donde se alcanzan los 24 °C.

Otra diferencia significativa es que los bosques poseen un 30% de espacio en el mundo. Si bien no es una gran porción, solo el 6% del territorio es ocupado por selvas. Esto resulta así ya que la selva, al ser un bosque, es menos encontrada a nivel mundial.

Algunos ejemplos de selvas y bosques

La selva más conocida y que actualmente está siendo nombrada por todo el mundo es el Amazonas. Posee un gran territorio, por lo que se la considera la más extensa. Se encuentra principalmente en Brasil, pero también se comparte con otros países, como Perú, Bolivia y Colombia.

Se considera la selva con mayor biodiversidad, lo que quiere decir que es posible encontrar una gran variedad de animales y plantas que interactúan y conforman este espacio. En el año 2011, fue propuesta y aceptada como parte de las siete maravillas del mundo. Actualmente, una serie de incendios está causando una gran destrucción a este ecosistema, generando la pérdida de animales y vegetación.

Un ejemplo de bosque es el Nuboso de Monteverde. Se considera una gran atracción turística en Costa Rica. Es un bosque tropical con mucha variedad de animales que allí conviven.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *