Diferencia entre catión y anión

Los cationes y los aniones son distintos tipos de iones que se diferencian principalmente por la carga eléctrica que presentan. Antes de describir cada uno de estos es importante señalar que los iones se tratan de átomos. Sin embargo, lo particular de los iones es que les falta o les sobra uno o más electrones lo que determina su carga eléctrica neta.

Teniendo eso en cuenta cabe mencionar que si este ión tiene una carga positiva cuando cuenta con más protones que electrones. En cambio, su carga será negativa si posee más electrones que protones. Por último la cantidad de neutrones no influye en su carga eléctrica pero sí puede determinar el isótopo del elemento.

Catión

En base a lo que ya mencionamos antes, podemos decir que el catión se trata de un ión con carga neta positiva. Esto quiere decir que cuenta con más protones que electrones y por eso su carga eléctrica resulta positiva. Algunos ejemplos de elementos que son cationes pueden ser el Amonio (NH4+), el Hidronio (H3O+) o la Plata (Ag+).

Los cationes y aniones son iones que se diferencian por su carga eléctrica.

La carga del catión también significa que ha perdido electrones y por esa razón se encuentra en un estado de oxidación positivo. Algunos ejemplos de cationes presentes en nuestro organismo, que ayudan al funcionamiento del sistema nervioso, son el potasio o el sodio. También funcionan como medio de transporte molecular entre las células gracias a sus potenciales electroquímicos.

Anión

En el caso de los aniones, se trata de un ión que cuenta con una carga negativa neta. Teniendo en cuenta su carga eléctrica negativa podemos señalar que posee más electrones que protones. Por esa razón, podemos decir que estos iones presentan un estado de oxidación negativo.

Algunos ejemplos de aniones pueden ser el anión hidróxido (OH-), el anión de óxido (O2-) o el anión sulfato (SO42-). Los aniones pueden clasificarse de tres formas: Ácidos, monoatómicos y poliatómicos. La clasificación de estos dependen de su procedencia y composición.

Otras diferencias entre cationes y aniones

Considerando que los cationes y los aniones cuentan con cargas eléctricas opuestas, estos tienden a atraerse entre ellos. Sin embargo, tienden a repelerse entre sus pares, es decir entre cationes y cationes o entre aniones y aniones. Por otra parte, en ocasiones se puede predecir en qué se convertirá un átomo de acuerdo a su posicionamiento en la tabla periódica.

De esta manera, por lo general los elementos propensos a convertirse en cationes son los metales alcalinos y los alcalinotérreos. En cambio, los que se convierten en aniones suelen ser los elementos halógenos y el resto de los no metales. Así podríamos decir que la mayoría de los metales forman cationes, mientras que los no metales forman aniones.

Antes mencionamos que los aniones se pueden clasificar de tres formas según su composición y procedencia. Así, los aniones ácidos se originan por ácidos que perdieron protones o átomos de hidrógeno. Los monoatómicos son no metales que completaron su valencia y ganaron electrones. Mientras que los poliatómicos vienen de moléculas que tienen menos electrones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *