Diferencia entre clínica y hospital

En el ámbito de la salud existen diferentes instituciones que se dedican a ofrecer servicios de atención profesional. A veces desconocemos cuál es la finalidad de cada una de estas instituciones y pensamos que son sinónimos de lo mismo. Sin embargo, existen algunas diferencias entre estas instituciones de la salud.

En primer lugar cabe definir lo que se entiende por clínica, se trata de un establecimiento sanitario de carácter privado. Dentro de una clínica se atiende a pacientes que cuentan con obras sociales, allí se diagnostican y tratan sus enfermedades. En este tipo de establecimiento los pacientes son atendidos de forma ambulatoria o incluso pueden ser ingresados para una intervención o tratamiento extendido.

Por otro lado, el hospital es un establecimiento sanitario que puede ser público o privado. En un hospital se diagnostican y atienden enfermos. En los hospitales, además, se tiende a ejercer la docencia, realizar prácticas de investigación y es donde los futuros médicos realizan las prácticas profesionales.

Se diferencian en la titularidad y el tipo de atención médica que proveen.

Una de las principales diferencias entre estos establecimientos sanitarios se encuentra en la titularidad del mismo. Las clínicas son generalmente privadas, es decir que no atienden a todo el público y su servicio no es gratuito. Los hospitales, en cambio, pueden ser públicos, privados e incluso un poco de ambos.

En base al punto anterior, estos establecimientos se diferencian además por el precio de sus servicios. Las clínicas, al ser privadas en la mayoría de los casos, cobran por su atención médica. Los hospitales, por su parte, suelen ser gratuitos cuando son públicos ya que pertenecen a la administración estatal.

Dependiendo del tipo de establecimiento que se trate, suelen manejar diferentes tipos de horarios de atención. Los hospitales, al ser públicos, permanecen abiertos todo el día, todos los días. Las clínicas, sobre todo las que se especializan en la atención ambulatoria, cuentan con horarios delimitados. Sin embargo, estos establecimientos suelen contar con sector de emergencias y guardia médica disponible en todo momento.

Otras diferencias entre clínica y hospital

Las clínicas, por su carácter privado y las dimensiones de su infraestructura, estaban pensadas originalmente para la atención médica ambulatoria. Esto quiere decir que ofrecían atención médica por turnos de diferentes especialidades médicas. Los pacientes se dirigían a la clínica para ser atendidos por el médico que necesitaran, recibían diagnóstico y tratamiento y se iban.

Los hospitales, en cambio, al ser más grandes contaban con la disponibilidad de atender pacientes tanto ambulatoriamente como ingresados. En esto radicaba una de las principales diferencias entre estos establecimientos, pero en la actualidad ambos tienen las mismas posibilidades de atención.

Algo que diferencia a estos establecimientos sanitarios es que la gente acude a los hospitales en casos de emergencias médicas. Los hospitales cuentan con guardias y sector de emergencias disponible las 24 horas de todos los días del año. Los establecimientos privados como las clínicas a veces no cuentan con este tipo de servicio de emergencia. Los hospitales, además, cuentan con especialistas de todas las áreas médicas suscriptos en la nómina.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *