Diferencia entre corriente y voltaje

Cuando hablamos de electricidad suele pasar que los conceptos de corriente y voltaje se tomen como sinónimos. Resulta muy común y un error recurrente utilizar estos conceptos para referirse a la misma cosa. Sin embargo, no es correcto confundirlos ya que a pesar de estar relacionados no significan lo mismo.

Se trata de conceptos interdependientes, esto quiere decir que no hay corriente sin voltaje y viceversa. ¿Pero en qué consisten estos términos eléctricos? Hablamos de corriente para referirnos al flujo de electrones que se transmite por un material en cierto tiempo. Para producir una carga, esos electrones deben atravesar un conductor eléctrico.

En cuanto al voltaje, este señala el potencial eléctrico que se encuentra entre diferentes puntos. También señala la diferencia potencial de energía eléctrica entre dos puntos. El voltaje puede hacer referencia tanto a la fuente energética como a la energía que se usa, almacena o pierde.

corriente-voltaje

Son conceptos eléctricos relacionados, la corriente es el producto del voltaje.

La corriente se origina dentro de un circuito cuando los electrones transitan por un cable o conductor. De esta manera se genera una carga o corriente eléctrica. Esta corriente puede producirse, además, por iones en un electrolito, así como también por iones y electrones.

Al voltaje se lo conoce también como tensión eléctrica, esto se refiere a la presión que puede impulsar a los electrones dentro del circuito. Aquí se relaciona claramente el voltaje con la corriente, y al respecto existe la ley de Ohm que dice: “la corriente a través de un conductor es directamente proporcional a la diferencia de potencial a través de los dos puntos de dicho conductor”.

Mencionamos que estos términos se encuentran interrelacionados pero son diferentes. De esta manera, podemos sintetizarlo de la siguiente manera: la corriente es el efecto que produce el voltaje.

Conceptos afines y otras diferencias

Cuando hablamos de corriente, la unidad de medida que le compete se conoce como amperios. El nombre de esta unidad surge a partir del nombre del físico y matemático André-Marie Ampére. Si queremos medir los amperios de una corriente debemos utilizar un instrumento llamado amperímetro.

En cuanto al voltaje, se lo mide en voltios con un instrumento llamado voltímetro. El voltaje se trata de la energía necesaria para impulsar un electrón de un punto a otro. Es muy común creer que el alto voltaje puede causar muerte por electrocución. Sin embargo, lo que electrocuta letalmente es la cantidad de corriente fluyendo y no un mayor voltaje.

Dentro de la corriente se pueden señalar diferentes tipos, una corriente directa y una corriente alterna. La corriente directa es aquella en la que los electrones fluyen en un mismo sentido. La corriente alterna, por otra parte, es en la que los electrones están cambiando de dirección constantemente.

Volvemos a recalcar la interrelación entre estos conceptos eléctricos. Tanto la corriente como el voltaje son conceptos interdependientes. Esto implica que no hay voltaje sin corriente y una corriente debe contar con voltaje. El voltaje es entonces la causa mientras que la corriente es su efecto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *