Diferencia entre doctrina y jurisprudencia

En materia de derecho existen ciertos conceptos y términos que pueden generar ciertas confusiones para aquellos no familiarizados con el tema. La doctrina y la jurisprudencia se consideran fuentes indirectas del derecho que se diferencian por su origen. Por un lado, la doctrina, como su nombre lo indica es la fuente teórica que se emplea en el derecho, mientras que la jurisprudencias representa antecedentes en casos similares.

La doctrina jurídica

Este concepto del derecho podría definirse como las distintas interpretaciones que hacen los juristas sobre temas del derecho y las normas. Resulta muy común que dentro de la doctrina jurídica se agrupan las distintas opiniones que orientan el ejercicio del derecho. Como tal la doctrina no cuenta con fuerza obligatoria, pero sirve para el desarrollo y las reformas del derecho.

Al tratarse de interpretaciones y opiniones acerca de las normas y leyes, la doctrina no cuenta con un carácter obligatorio en la práctica. Sin embargo, es lo que promueve el desarrollo, elaboración y las reformas en materia de derecho. Es la base teórica que forma a los futuros juristas y explica los usos y formas de las diferentes leyes.

La doctrina y la jurisprudencia son conceptos legales que se diferencian por su origen.

La jurisprudencia

Cuando se habla de jurisprudencia en derecho se refiere a aquellas decisiones tomadas por un tribunal superior que sirven como ejemplo en casos similares. En esencia podríamos decir que se trata de casos prácticos cuyas sentencias sirven como base para futuros casos. Comparte con la doctrina la función de velar por una interpretación correcta de las leyes de cada sociedad.

La palabra jurisprudencia deriva de los términos juris y prudentia del latín que significan derecho y sabiduría respectivamente. Dentro de la jurisprudencia se agrupan aquellas decisiones que fueron tomadas por distintos tribunales en casos innovadores. La jurisprudencia puede entenderse como: la ciencia del derecho, el conjunto de fallos y sentencias de jueces y organismos jurisdiccionales o el conjunto de sentencias dictadas acerca de un mismo tema.

De esta manera, las sentencias de la jurisprudencia sirven para tener una interpretación determinada sobre el derecho en casos reales. Esto quiere decir que la jurisprudencia agrupa antecedentes sobre cómo se debe aplicar las leyes en casos específicos. Se emplea este concepto cuando existe una sentencia judicial de la que se puede tomar una norma general para futuras decisiones.

Otras diferencias entre doctrina y jurisprudencia

La doctrina es la responsable de la mayoría de reformas legislativas que se efectúan en los sistemas judiciales. Esto se debe a que obra como una fuerza que genera juicios jurídicos, influye en la conciencia de legisladores ante la necesidad de reformar las leyes. Así, la autoridad de la doctrina se encuentra vinculada a la fuerza de convicción de cada jurista.

Algo que diferencia a estos conceptos jurídicos tiene que ver con las opiniones sobre cuál es superior. La voz cantante se inclina por la superioridad de la jurisprudencia ya que es la que marca cómo se aplican las leyes en la práctica. Esto le da a la jurisprudencia un carácter obligatorio y vinculante que no presenta la doctrina en la práctica legal.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *