Diferencia entre factor biótico y abiótico

La variedad de elementos que forman al planeta hacen que sea necesario clasificar a cada uno de ellos según sus características. De esta manera es posible distinguir millones de elementos y seres diferentes que muchas veces no tienen nada en común. Dos de los términos que permiten diferenciar a dos tipos de factores, son biótico y abiótico.

Se llama factores bióticos al conjunto de seres vivos que forman un ecosistema. Es decir un factor biótico es aquel que tiene vida. Estos factores incluyen todos aquellos seres u organismos que tienen la capacidad de respirar y reproducirse. Es decir que, mediante procesos biológicos, pueden tener descendencia.

Los factores abióticos, en cambio, son todos aquellos que no poseen vida. Dentro de los factores abióticos se incluyen factores químicos y también físicos. Estos, a pesar de no tener vida, influyen directamente sobre los elementos con vida de un ecosistema. Algunos de ellos son el agua, la temperatura, la humedad, la luz y los minerales.

factor biotico factor abioticoLos factores bióticos tienen vida mientras que los abióticos no.

Para que un ser vivo sea considerado un factor biótico solo basta que tenga vida. Por ello no influye de qué manera se alimenta. Dentro de este grupo se encuentran diferentes seres vivos como las plantas, los animales y los hongos. Todos ellos componen lo que se conoce como biósfera.

A pesar de la gran diferencia entre estos factores, la relación entre ellos puede ser vital. De esta manera los factores abióticos que existen en un lugar pueden llegar a determinar que un ser vivo sobreviva o no. Por ejemplo el aumento de temperatura, la falta de luz o el exceso de humedad pueden ser limitantes para que una planta muera o viva.

Los factores bióticos, a diferencia de los factores abióticos, desarrollan entre sí complejas relaciones. De esta manera algunos dependen de otros, como así también ciertos seres vivos no pueden en presencia de otros. Por ejemplo, los animales herbívoros dependen de las plantas para vivir. Mientras que para una gacela vivir en el mismo territorio que un león puede suponer su muerte.

El mundo está formado por un conjunto de factores bióticos y abióticos que se relacionan entre si y dependen unos de otros. Gracias a ellos es posible la vida en la tierra y el desarrollo de diferentes procesos que general el equilibrio de un ambiente.

La influencia del ser humano

Aunque en tiempos pasados parecía imposible que el ser humano fuera capaz de modificar estos factores, hoy en día es algo habitual. En algunos casos los cambios o modificaciones tienen lugar para por necesidad. El hombre necesita, generalmente, para vivir ciertos elementos y alimentos que lo llevan a utilizar animales y plantas en beneficio propio.

Sin embargo, en los últimos años la actividad humana también ha incrementado sus efectos negativos sobre estos factores. Las actividades industriales, la explotación minera y el uso de automóviles, entre otras cosas tienen consecuencias graves para la naturaleza. Afectan no solo a los factores bióticos, sino también al clima y el agua.