Diferencia entre ginecólogo y obstetra

Dentro de los campos médicos que se dedican a la atención de la salud femenina existen dos muy importantes. Estos son la ginecología y la obstetricia. Los profesionales que se ocupan de cada campo son el ginecólogo y el obstetra. Muchas veces estos términos se confundes pero aluden a diferentes tipos de atención médica y por esto es importante distinguirlos.

El ginecólogo es el médico que se ocupa de atender la salud femenina relacionada la reproducción, la fertilidad y las enfermedades que se transmiten sexualmente. Es decir que el ginecólogo atiende los temas asociados a la ginecología. A este médico puede asistir una mujer que tenga un problema específico o puede asistir para un simple control de rutina.

El obstetra, en cambio, es el médico que se ocupa de atender los embarazos de la mujer. Su campo de estudio y trabajo se aplica a todo lo relacionado a este proceso femenino. Desde enfermedades, inconvenientes y chequeos, hasta incluso la atención de partos y cesáreas. El obstetra generalmente es visitado con más frecuencia por una misma paciente.

ginecólogo obstetraEl obstetra se ocupa de los embarazos, el ginecólogo realiza simplemente controles generales

Una diferencia entre el ginecólogo y el obstetra es que el primero puede visitarse únicamente por una cuestión específica que se desea atender. Puede suceder incluso que una mujer acuda a diferentes ginecólogos hasta encontrar uno con el que se sienta más a gusto. El obstetra, en cambio, suele ser un médico más estable que hace todo el seguimiento del embarazo desde el primer momento hasta luego del parto.

Es posible que un ginecólogo sea obstetra, aunque no todos lo son. Sin embargo si es cierto que todos los obstetras son ginecólogos. Aun así es común hoy en día que muchos médicos sean especialistas en ambos campos. Esto hace que para una mujer el médico sea el  mismo en ambos casos. El ginecólogo, además, puede indicar la realización de estudios para control como son las mamografías.

En el pasado cuando no existían tantas especialidades médicas o titulaciones, quienes se ocupaban de atender los embarazos y partos se encontraban dentro de lo que se conoce como matronería. Con el tiempo fueron surgiendo avances en la ciencia y mayor complejidad en los problemas de salud lo cual llevó a que existan especialidades como estas dos.

Mientras el ginecólogo se ocupa de revisar, principalmente, los ovarios, las mamas, la vagina y el útero; el obstetra atiende la salud femenina en general y se focaliza en el control del feto para analizar su correcto desarrollo o detectar posibles problemas.

Otras diferencias entre ginecólogo y obstetra

Además de las diferencias mencionadas, existen otras particularidades. El obstetra no suele centrarse en la atención a las enfermedades de la mujer, mientras que el ginecólogo si lo hace. Además se considera que el ginecólogo es un médico que toda mujer debería visitar en cierto momento para realizarse ciertos chequeos necesarios.

El obstetra es un médico que solo se visitará en caso de embarazo. Aunque pueden diferentes obstetras atender un mismo embarazo, es común que una mujer opte por un solo médico y sea este el que haga el seguimiento de todo su proceso.