Diferencia entre hielo y nieve

La nieve y el hielo son formas que tiene el agua de manifestarse. Por un lado, el hielo es agua presentada como sólida; por otro, la nieve es hielo que se precipita desde las nubes. La diferencia radica en la formación. La nieve es vapor de agua congelado, mientras que el hielo es agua congelada.

El color del hielo es transparente y el agua alcanza la temperatura para congelarse a los cero grados celsios. Pero a partir de ciertas investigaciones se supo que el agua se congela a -13º celsios para ser hielo. El mismo se puede formar en cualquier estación, pero la nieve solo se forma en invierno y con frío extremo.

La nieve es un copo transparente, con forma hexagonal, que se forma con el agua congelada, al igual que el hielo. La nieve se precipita en lugares donde el aire se transporta hacia arriba, desde las nubes hacia el suelo y se lo suele llamar nevada. Posee textura suave y es de color blanco.

hielo-nieve

El hielo proviene del agua congelada, mientras que la nieve es agua que desciende de las nubes.

El hielo se forma gracias al agua o cualquier otra sustancia líquida. Por ejemplo, si se pone alguna gaseosa en un freezer, el resultado será esa misma sustancia pero congelada y hecha hielo. El hielo puede encontrarse en diferentes formatos, como el hielo seco, el de metano o el de amoniaco. El color del hielo depende del líquido que se congele: si este es agua, será transparente o blanco.

Cuando el agua se encuentra en una temperatura muy baja, como en el grado cero, es la situación ideal para que se forme el hielo. Este se puede formar en cualquier situación donde se encuentren estas temperaturas. Por ejemplo, cuando una bebida en un hogar se encuentra caliente, se coloca agua en un lugar que esté a baja temperatura para formar hielo, que luego se insertará dentro del vaso para enfriar el líquido.

La nieve es vapor congelado que se precipita hacia abajo desde las nubes. La que genera mejor nieve es la nube conocida como nimbostratus. Para que el vapor de agua se congele debe ser una temperatura muy baja, como suele suceder en invierno. La nieve se constituye con diferentes cristales de hielo que se unen formando un copo.

Cuando se forma la nieve lo que sucede es que se genera un proceso de congelación donde el agua se une con otra molécula para formarla, gracias a las bajas extremas de temperaturas. Sin estas, es imposible que se forme la nieve. Cuando ya están unidas, se forman varios hexágonos que luego se precipitarán al suelo.

Los usos que se le dan a la nieve y al hielo

Tanto el hielo como la nieve son formas de agua congelada y ambas se forman con las bajas temperaturas. La diferencia radica en que, por un lado, el primero se forma en cualquier momento que una persona congele agua, mientras que la nieve tiene que ser gracias a la temperatura del ambiente.

Cuando en un país nieve, la gente suele salir a observar, en especial en aquellos lugares donde no es común verla, como sucede en Argentina. En Estados Unidos es común que, gracias a las bajas temperaturas que aparecen en invierno, se genere nieve y es ahí cuando los niños salen a jugar con la misma. Si se convierte en una nevada muy fuerte hay que tener cuidado y no salir de las casas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *