Diferencia entre hipotiroidismo e hipertiroidismo

Dado que el hipotiroidismo y el hipertiroidismo son disfunciones de la glándula tiroides pueden llegar a confundirse. En este sentido, y dadas las semejanzas en los nombres de ambas disfunciones, resulta muy común pensar que se tratan de lo mismo. Pero lo cierto es que el hipotiroidismo y el hipertiroidismo cuentan con diferentes causas.

En un primer momento podemos decir que la diferencia entre estos conceptos médicos radica en el funcionamiento de la glándula tiroides. Esto significa que cuando alguien sufre de hipotiroidismo quiere decir que no está produciendo la cantidad necesaria de hormonas tiroides. En cambio, con el hipertiroidismo ocurre lo opuesto, se producen hormonas tiroides en exceso.

Causas del hipotiroidismo

Una de las principales causas de hipotiroidismo es la enfermedad conocida como tiroiditis de Hashimoto. Esta enfermedad se caracteriza por atacar el sistema inmune y terminar provocando que la glándula deje de funcionar. Otras causas de hipotiroidismo incluyen que la glándula se encuentre infectada, un déficit de yodo, el uso de algunos medicamentos.

El hipotiroidismo y el hipertiroidismo son disfunciones opuestas de la glándula tiroides.

También pueden causar hipotiroidismo que la glándula haya sido extirpada mediante cirugía, tener cáncer de tiroides u otras enfermedades específicas. Recibir radioterapia en la zona superior de nuestro cuerpo, es decir en el cuello y la cabeza, también puede causar hipotiroidismo.

Causas del hipertiroidismo

Al hipertiroidismo suele causarlo la enfermedad de Craves, la cual hace que el organismo produzca ciertos anticuerpos. Estos anticuerpos terminan estimulando la producción de hormonas tiroideas y un exceso de las mismas. Otras causas de hipertiroidismo son el exceso de yodo, una infección vírica o padecer tiroiditis.

Además de las causas antes mencionadas, el hipertiroidismo también puede deberse a tumores benignos en la glándula tiroides. Incluso llevar un tratamiento con hormonas tiroideas puede terminar ocasionando el hipertiroidismo. Las causas de esta disfunción se traduce en una serie de síntomas que son característicos en cada caso.

Síntomas y tratamiento

Con el hipotiroidismo el organismo empieza a funcionar más lento debido a la poca producción de hormonas tiroideas. Esto se traduce con la aparición de síntomas como cansancio y somnolencia, dificultad para concentrarse, caída del cabello. También puede haber aumento de peso por retención de líquidos, irritabilidad, estreñimiento, tendencia a la depresión, entre otros.

Los síntomas del hipertiroidismo, en cambio, tienen que ver con la aceleración del organismo por el exceso de hormonas. Así, el hipertiroidismo se traduce con síntomas como ansiedad, aumento de apetito, alteraciones del sueño, nerviosismo y palpitaciones. Otros síntomas incluyen pérdida de peso, pelo fino y quebradizo, debilidad muscular, bocio y trastornos en la visión.

El tratamiento recomendado para el hipotiroidismo es el consumo de hormonas tiroideas que compensen el déficit. La dosis depende de cada caso según el faltante de hormonas en el organismo. En el caso de hipertiroidismo, hay varios tratamientos farmacológicos que regulen la producción de hormonas, en algunos casos se puede llegar a extirpar la glándula. Si se realiza esta cirugía termina causando hipotiroidismo crónico en el paciente y deberá tratarse con hormonas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *