Diferencia entre oferta y demanda

Entre los conceptos principales en materia de Economía se encuentran los de oferta y demanda. Estos constituyen la base del mercado económico y algunas personas quizás desconocen lo que significan. Podemos decir que se trata de dos conceptos sumamente relacionados que se retroalimentan entre sí.

En materia de economía existe lo que se conoce como la Ley de oferta y demanda en la cual se basa el mercado. De esta manera, la oferta es la cantidad de productos u opciones de bienes y servicios que se encuentran a la venta. La demanda, por su parte hace referencia a la cantidad de dichos bienes y servicios que los consumidores quieren adquirir.

¿Qué es la oferta?

Tal como mencionamos, la oferta hace referencia a cuántos productos o servicios existen en el mercado. En este sentido, la oferta incluye productos de almacén, vestimenta, medios de transporte y servicios como internet o clases de idiomas, por ejemplo. Dentro del concepto de oferta se incluyen la cantidad de productos y servicios disponibles así como también la cantidad de opciones existentes en el mercado.

La oferta y la demanda son conceptos económicos relacionados que se influyen entre sí.

Cuando hablamos de oferta también debemos tener en cuenta el precio de los productos y servicios disponibles en el mercado. En este sentido, el precio y la cantidad dependen en gran medida de la demanda que existe sobre ellos. Allí es cuando estos conceptos entran en relación ya que uno depende del otro, se condicionan mutuamente.

¿Y a qué se refiere la demanda?

El concepto de demanda señala la cantidad de bienes o servicios que la gente desea o puede adquirir. En este sentido, cuando quiere comprar algún producto la disponibilidad y el precio de los mismos influyen en la demanda. Por ejemplo, si alguien quiere comprar remeras y encuentra una promoción a precio accesibles es muy probable que termine comprando más de una remera.

También cabe señalar que la demanda de ciertos productos o servicios suele influir en la oferta y precio de los mismos. De esta manera, cuando existe una amplia demanda es probable que haya más oferta a precios más bajos. En cambio, cuando la demanda es menor, la oferta también lo es pero el precio es más elevado.

La ley de oferta y demanda

Hemos mencionado que estos conceptos se encuentran ampliamente relacionados entre sí, retroalimentandose entre ellos. El factor determinante en cuanto a la oferta y la demanda es, por lo general, el precio de los productos y servicios disponibles. A menores precios la demanda suele ser mayor, aunque en algunos casos la alta demanda de algo puede impactar en un aumento de precio.

En la teoría económica se cree que la interacción entre oferta y demanda es lo que fija el precio y cantidad de bienes y servicios que se terminan produciendo. Este fenómeno ocurre de forma automática por lo que no requiere ningún tipo de intervención externa. Aunque en ciertos casos ocurre que algunos gobiernos intervienen los precios manipulando esta relación.

Cuando se intervienen los precios de bienes y servicios por lo general es para aumentar o reducir la demanda de los mismos. Por ejemplo, si el gobierno quiere reducir el consumo de bebidas alcohólicas impone impuestos a la producción de las mismas que terminan impactando en su precio final. La ley de oferta y demanda es la base de la economía de mercado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *