Diferencia entre playa de arena y playa de piedra

Existen diferentes tipos de playas de acuerdo al lugar y las condiciones de esa zona. En primer lugar cabe mencionar que una playa se forma a partir de los sedimentos que arrastra la corriente y las olas. De esta manera, dependiendo de qué tan agitado es el mar en cuestión termina formando una playa de arena o una de piedra.

Por lo tanto, una playa de arena se forma por un mar tranquilo que solo arrastra sedimentos pequeños. Sin embargo, podemos llegar a encontrar algunas piedras en una playa de arena debido a ocasionales mareas fuertes. En el caso de la playa de piedras, se forman debido a un mar agitado, la fuerza del agua termina arrastrando guijarros y piedras.

Playas de arena

Dentro de este tipo de playa existen distintos tipos según la composición mineral de la arena. En este sentido, es importante señalar que la arena que podemos encontrar en las playas no cuenta con una única composición mineral. La composición de la arena de una playa ayuda a identificar la salud del mar: Lo más común es que sea de sílice, pero también puede estar compuesta de restos de animales.

Estas playas se conforman en base al comportamiento del mar que las riega.

Y como hemos mencionado antes, el comportamiento de las corrientes y las olas son las que terminan determinando el aspecto de una playa. De esta forma, las playas de arena más finas son las llamadas de arena de coral, los sedimentos más pequeños es polvo suspendido en el agua.

Playas de piedra

Antes dijimos que una playa se forma por los sedimentos que arrastran las olas. Esos sedimentos provienen de las rocas y de otros restos que se encuentran en el mar (algas, animales, conchas, corales, etc.). Estos restos se van erosionando por acción de la misma agua del mar, las olas, la lluvia, el viento y los cambios de tiempo.

Cuando el mar tiene corrientes fuertes es capaz de arrastrar sedimentos de tamaños superiores que un mar en calma. Incluso pueden causar una mayor erosión en los acantilados y las rocas que conforman la playa debido a la fuerza de las olas. Por eso es más probable encontrar playas rocosas costeando mares agitados o embravecidos.

Otras diferencias entre playas de arena y roca

La siguiente curiosidad sobre las playas tiene que ver con el color que presenta la arena o las piedras. Esto también se relaciona con el origen de esa playa y la zona en la que se encuentra. Pero por lo general el color de la arena de una playa depende del mineral original de las rocas que la formaron. También impacta directamente en su aspecto y composición el entorno de la zona costera.

Los colores más comunes que podemos encontrar en las playas de arena son blanco, rojizo, amarillento. Las playas de arena blanca derivan de piedra caliza erosionada, las rojizas cuentan con importantes cantidades de hierro o glauconita y las amarillas se componen de cuarzo. Pero también existen playas que presentan una tonalidad rosácea, verdosa y hasta una que brilla de noche.