Diferencia entre orquesta sinfónica y filarmónica

Una orquesta hace referencia a un grupo de instrumentistas bastante numeroso donde se incluyen instrumentos de cuerda, percusión y viento. A pesar de ello, cabe mencionar que existen diferentes tipos de orquestas de acuerdo a su composición, principalmente. Las hay Gran Orquestas y Pequeñas orquestas, aunque las más conocidas son las sinfónicas y las filarmónicas.

Al ser estas últimas las más conocidas, puede ocurrir que la gente no sepa en qué se diferencian. O bien pueden llegar a suponer que por ser ambas orquestas son la misma y las mencionan de forma indistinta. La diferencia entre ellas radica en que todas las orquestas son sinfónicas por naturaleza, las filarmónicas adquieren este adjetivo por su origen.

La orquesta sinfónica

De por sí, toda orquesta es sinfónica y se caracteriza por estar compuesta por al menos cien instrumentistas. Más específicamente, una orquesta sinfónica suele componerse de 66 instrumentistas de cuerda, 15 de madera, 12 de metal y 10 percusionistas. En ciertas ocasiones puede añadir un piano y/o un órgano.

La diferencia entre estas orquestas radica en que las filarmónicas están relacionadas a asociaciones de ese tipo.

Fue a partir del año 1607 con la presentación de la ópera de Orfeo compuesta por el italiano Claudio Monteverdi que ocurrió una novedad en materia orquestal. Esta ópera fue la primera en la que eligieron los instrumentos de la orquesta en base a su timbre. Antes de eso la elección de los instrumentos se basaba en la extensión de la orquesta.

La orquesta filarmónica

Cuando se habla de una orquesta filarmónica, este adjetivo es más bien de tipo ornamental. Esto se debe a que el adjetivo filarmónica significa amante de la música, así que en esencia sigue siendo una orquesta sinfónica. Sin embargo, suele ocurrir que esta descripción se deba al origen de la propia orquesta cuando pertenecen a asociaciones filarmónicas.

Estas asociaciones filarmónicas se caracterizan por juntar fondos que permitan financiar la orquesta. Por esa razón, las orquestas vinculadas a este tipo de asociaciones se terminan identificando como filarmónicas. El origen de estas asociaciones filarmónicas se remonta al año 1813 en Londres donde se fundó la Sociedad Filarmónica.

Otras diferencias entre orquesta sinfónica y filarmónica

Por si queda alguna duda, vale aclarar que una orquesta se trata de un conjunto de instrumentos que interpretan una obra musical en simultáneo. Esto último es importante ya que sirve para diferenciar a la orquesta de un solista instrumental o un grupo de música de cámara. Los instrumentistas que componen la orquesta interpretan una pieza musical al unísono y son guiados por un director.

La llamada Orquesta Sinfónica se trata del tipo de orquesta más amplia y espectacular para interpretar conciertos sinfónicos y óperas. En estos casos el rol de la orquesta y el lugar que ocupa en el teatro: Cuando se trata de una ópera, la orquesta se ubica en un nivel inferior al escenario y del público para que pueda apreciarse mejor la puesta en escena y se escuche a los solistas.

En cuanto a las Orquestas Filarmónicas, se cree que las primeras orquestas calificadas de este modo surgieron en Austria. Más específicamente en el año 1701 con la fundación de la Academia Philharmonicorum. Luego le siguieron Alemania y Londres, donde se fundó la primera Orquesta Filarmónica recién en el año 1895.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *