Diferencia entre recursos renovables y no renovables

Nuestro planeta nos provee de una serie de recursos que son sumamente necesarios para vivir. Sin embargo, algunos de estos recursos se renuevan o pueden renovarse, otros no. Pero, ¿qué significa que un recurso es renovable o no renovable y qué los diferencia?

Los recursos naturales de la Tierra son sumamente importancia para nosotros y los demás seres que la habitan. Por eso, es importante tener en cuenta la clasificación de esos recursos naturales. Los recursos naturales pueden clasificarse entre renovables y no renovables. Ambos son imprescindibles para nuestros estilos de vida, por ello hay que usarlos bien y no malgastarlos.

Hablamos de recursos renovables para referirnos a aquellos recursos naturales que no se agotan. Esto quiere decir que se pueden reponer gracias a procesos naturales más rápido de lo que se tarda en consumirlos. Por ejemplo, las plantas y los árboles son recursos renovables ya que pueden volver a crecer.

recursos-renovables-no-renovables

Los recursos renovables son los que no se agotan, los no renovables sí pueden acabarse.

Por otro lado, los recursos no renovables son aquellos que se encuentran de forma limitada en nuestro planeta. Una vez agotada la fuente de estos recursos no se consiguen más ni podemos suplantarlos. Ejemplos de estos recursos son los combustibles fósiles tales como el gas natural, el petróleo o el carbón.

Volviendo a los recursos renovables, existen algunos que se renuevan de forma cíclica, respetando ciertos tiempos. Ejemplos de estos recursos renovables en ciclos son el agua y el aire. Aunque se renuevan eventualmente, es importante no usarlos de forma indiscriminada, cuidarlos y racionarlos de forma consciente.

Los recursos no renovables se encuentran dentro de nuestro planeta naturalmente. Se los puede clasificar entre combustibles fósiles y combustibles nucleares. Los primeros incluyen el petróleo, el gas y el carbón, los segundos se consiguen a través de la minería o el refinamiento de minerales.

Consideraciones sobre los recursos naturales

Tal como señalamos, los recursos renovables son aquellos que pueden reponerse luego de ser usados. Pero aunque puedan reponerse y, en algunos casos, se realice más rápido de lo que se gastan, hay que cuidarlos. Si se produce un consumo mayor a la renovación de los mismos estamos afectando la sostenibilidad de la vida en el planeta.

Entre los recursos no renovables notamos que la mayoría son fuentes energéticas. Pero también podemos encontrar fuentes de energía entre los recursos renovables. Algunos ejemplos de energías renovables son las que se conocen normalmente como energías verdes: la energía solar, la eólica e incluso la hidroeléctrica.

Entre los recursos no renovables, se considera que los de tipo nuclear son más limpios y mejores que los fósiles. Esta apreciación surge a partir de la certeza de que los combustibles fósiles tardan muchísimos años en volver a formarse. Y, a pesar de esto son los que más se consumen en nuestras vidas.

Debido a la naturaleza renovable o no renovable de estos recursos, se hace mucho hincapié en la necesidad de cuidarlos, racionarlos e incluso reciclarlos. De esta manera podemos asegurar que dichos recursos se encuentren disponibles por más tiempo y no nos falten. Tampoco hay que olvidar las consecuencias medioambientales de la explotación de estos recursos, sobre todo de los no renovables.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *