Diferencia entre reino, dinastía e imperio

Cuando hablamos de absolutismo podemos encontrar diferentes ejemplos y tipos que comparten ciertas características. Por estas razones y porque se basan en una figura de poder relacionado a la realeza suelen generar confusiones. Sin embargo, los conceptos de reino, dinastía e imperio cuentan con diferentes significados.

En primer lugar podemos diferenciar estos conceptos según la figura de poder que tiene cada uno de ellos. Y también los podemos distinguir en base a su extensión y en la forma en que están compuestos. Mientras que suelen coincidir en que se tratan de unidades políticas centralizadas en una única autoridad suprema.

Reino

El concepto de reino se emplea para señalar una nación gobernada por un monarca. El monarca de un reino suele ser un rey o una reina. Por ello, se considera como reino a todo aquel país que se encuentra gobernado por una monarquía. En estos casos, el rey o la reina cuentan con el poder supremo y su palabra es considerada ley.

La diferencia entre estos conceptos se basa en la figura de autoridad y la extensión de su territorio.

Dinastía

Este concepto no señala una forma de gobierno absolutista sino más bien a los integrantes de la monarquía. Se denomina dinastía a la línea de gobernantes pertenecientes a una misma familia monárquica. En ocasiones se emplea este término para marcar diferentes momentos históricos en los gobiernos de una familia monárquica.

Imperio

Un imperio es un reino más extenso o grande, lo que implica que no se limita a un solo país. De esta manera, el imperio se caracteriza por su expansión hacia otras regiones, abarcando varias naciones. Incluso puede ocurrir que las distintas naciones y regiones de un imperio se encuentran bastante alejadas de su capital.

En base a lo que hemos definido sobre cada uno de estos conceptos podemos notar las diferencias clave entre cada uno. Así, un reino es una nación gobernada por una monarquía, un rey o reina es la figura de autoridad. La dinastía hace referencia a una familia monárquica que gobierna un reino o imperio. Y el imperio se trata de un reino expandido, que va más allá de la nación originaria.

Otras diferencias entre reino, dinastía e imperio

Así como la figura de autoridad en un reino se denomina rey o reina, en un imperio se lo llama emperador o emperatriz. Otra diferencia entre los conceptos de reino e imperio tiene que ver con el origen de sus habitantes. En el reino tienen todos un mismo origen étnico por ser miembros de una nación, en el imperio existe mayor variedad territorial y cultural.

Como el imperio se extiende a otros territorios y regiones, los emperadores acostumbran a nombrar gobernantes para las mismas. Estos gobernantes son representantes del emperador y gobiernan la región designada en su nombre. También puede ocurrir que dentro de un imperio existan varios reinos que responden a la autoridad del emperador.

Un claro ejemplo de imperio es el británico que además de dominar gran parte del Reino Unido, se extendió a América del norte, las Antillas, Australia y la India. En cuanto al concepto de dinastía, este se refiere a la serie de gobernantes de una familia monárquica. Cuando estos gobernantes tienen reglas específicas según su generación, el reinado de cada uno se denomina dinastía. Los ejemplos más conocidos de dinastías se encuentran en la historia del Imperio chino.