Diferencia entre sensación y percepción

La sensación y la percepción son dos conceptos asociados al ser humano y sus capacidades. Muchas veces se confunden o usan como palabras sinónimas. Sin embargo, estos conceptos aluden a cuestiones muy diferentes. Cuando se habla de percepción se apunta a un concepto muy distinto de la sensación.

Sensación es una palabra que tiene origen en el latín sensatío. Es la impresión que una persona tiene respecto a algo o alguien gracias a la sensibilidad de sus sentidos. Una sensación es el resultado de la sensibilidad de una persona, es decir de la respuesta de sus sentidos ante cierto estímulo. La sensación llega, por lo tanto, a través de los oídos, la nariz, la piel o los ojos.

La percepción, en cambio, es la recepción de una sensación a través de los sentidos. La percepción consiste en la interpretación de la sensación, en su asimilación y el modo en que se la conoce y se la comprende. Esta palabra tiene su origen en el latín perceptio que alude al acto de recibir algo.

sensación percepciónLa sensación y la percepción son dos conceptos relacionados pero diferentes

La sensación se relaciona directamente con el sistema nervioso de una persona y su respuesta a un estímulo. La percepción es la manera en que cada persona interpreta las sensaciones. Puede ser muy variable. Por ejemplo la sensación de frío implica sentir el frío en el cuerpo debido a que hay baja temperatura. Mientras que un ejemplo de percepción es considerar que un sonido es muy fuerte debido a su intensidad.

La confusión entre estos términos es muy frecuentes. Lo cierto es que están relacionados y podría decirse que la percepción es un resultado de la sensación. Sin embargo es importante no confundirlos ya que apuntan a definiciones muy distintas. Mientras que la sensación es algo exclusivo de los sentidos, de aquello que se siente; la percepción implica aspectos personales del sujeto.

La sensación alude a una capacidad física del ser humano, su capacidad de sentir a través de los sentidos. La percepción, en cambio, depende de factores más individuales. Dos personas pueden tener la misma sensación, pero diferente percepción respecto a ella.

La percepción resulta de un proceso mental que deriva de la capacidad de comprender, interpretar e identificar aquello que se siente. Esto se relaciona, por ejemplo, con las cualidades psicológicas de una persona.

La sensación y la percepción son procesos diferentes

La sensación es un proceso pasivo. Toda persona por tener capacidades sensitivas va a sentir y tener sensaciones. Es algo, en realidad, involuntario. Sentir el frío, oír un ruido, sentir dolor, ver un objeto. Es el resultado de las capacidades del ser humano. Todo lo que rodea a una persona le genera diversas sensaciones.

La percepción, en cambio, es un proceso activo. Para percibir algo hace falta reconocerlo, interpretarlo y organizar cierta información para generar una idea o concepto. La sensación que llega pasivamente al cerebro mediante los sentidos, es allí interpretada para producir una percepción particular.

Ambos procesos están íntimamente relacionados y en cierta forma dependen el uno del otro.