Diferencia entre signo y símbolo

Las palabras signo y símbolo suelen prestar a confusión o se usan de manera indistinta. Es importante saber que se trata de dos conceptos que, aunque están relacionados, poseen diferentes significados. En ambos casos se trata de un tipo de representación gráfica que se utiliza con el fin de transmitir algo a quien lo observa.

Tanto el símbolo como el signo suelen generar en quien lo observa una respuesta inmediata. Esto se debe en parte al hecho de que han sido utilizados desde tiempos muy antiguos y por ello son conocidos y ofrecen significados que la mayoría de las personas reconoce. Aun así existen diferencias entre estas dos palabras.

Un signo es un tipo de representación gráfica con la cual se brinda o transmite cierta información. Puede ser que se hable de una idea, un contenido o cierto concepto. Una de sus principales características es que se trata de una representación universal. Es decir que cualquier persona sin importar el idioma que utilice, podrá comprenderlo e interpretarlo.

signo símboloEl signo y el símbolo existen en la sociedad desde tiempos remotos

El símbolo, a diferencia del signo, consiste en un tipo de imagen mediante la cual se da forma visual a una idea o pensamiento. Contrario al signo, el símbolo no tiene carácter universal. Es decir que para dos personas un símbolo puede tener significados totalmente diferentes. Un símbolo, por lo tanto, varía en concepto según cada cultura.

El símbolo se caracteriza, por ende, por ser algo abstracto. Si no se conoce el verdadero sentido de aquello que se quiso expresar con la imagen, la interpretación puede ser muy amplia. Una persona que conoce la procedencia de cierto símbolo puede entender a la perfección en que consiste. Otra persona que nunca haya visto un símbolo en particular puede adjudicarle un sentido totalmente distinto.

Tanto el signo como el símbolo se han utilizado en la sociedad desde tiempos remotos. Su utilidad es muy importante ya que permiten, a través de la escritura por ejemplo, transmitir ciertos mensajes concretos.

El signo puede interpretarse de manera inmediata, mientras que el símbolo puede requerir cierto conocimiento previo. Un ejemplo común es el signo de puntuación que se utiliza en la escritura. Un símbolo, por su parte, puede ser un dibujo religioso que no toda persona puede comprender.

Los símbolos tienen un sentido más amplio

Una gran diferencia que resulta entre signo y símbolo, es que el signo es un concepto limitado. Se trata de una representación de algo invariable que debe interpretarse como socialmente se indica y no de otra manera. De esta manera el signo es restringido.

El símbolo, en cambio, al tener un significado más complejo puede dar lugar a diferentes interpretaciones. Así mismo un símbolo puede estar asociado a explicaciones complejas y profundas que provengan de estudios o conceptos muchos más grandes. Un símbolo conocido es el de la manzana mordida de la marca Apple. Una persona que desconoce la existencia de dicha marca puede interpretar al símbolo como una simple manzana.

También existen lo que se conoce como símbolos químicos. En este caso se trata de la representación de los elementos en la tabla periódica. Por ejemplo el símbolo químico del oxígeno es la O y del hidrógeno la H.