Diferencia entre xenofobia y racismo

Los términos xenofobia y racismo suelen prestar a confusión. Aunque tienen similitudes, representan dos cuestiones diferentes que es importante distinguir para no usar las palabras de manera indistinta. La xenofobia es el odio que se siente hacia las personas extranjeras, se considera una aversión o rechazo muy fuerte hacia quien no es nacido en el país.

El racismo, en cambio, es un tipo de discriminación por la cual una especie de raza humana se considera mejor o superior a otra raza. El racismo puede ser considerado, según cómo se analice, como una de las formas de la xenofobia. Así mismo la xenofobia puede ser tomada como el miedo a lo que no forma parte de la propia cultura.

La xenofobia, a diferencia del racismo, no siente discriminación hacia la persona extranjera por su color o raza sino porque no forma parte de su cultura. Tanto la xenofobia como el racismo son más habituales de lo que se cree e incluso muchas personas sienten alguno de estos sentimientos sin reconocerlo públicamente.

xenofobia racismoEl racismo y la xenofobia son muy comunes en la actualidad

Tanto el racismo como la xenofobia son actitudes negativas por parte del ser humano, y dependiendo de la intensidad del sentimiento pueden derivar en acciones violentas u hostiles hacia otros grupos sociales o personas individuales.

El racismo, a diferencia de la xenofobia, si considera la raza de la otra persona para hacer nacer un sentimiento de desprecio. Lo que más se tiene en cuenta es el color de la piel de la otra persona. Lo más común es que el racismo se produzca desde las personas de tez blanca hacia las personas de tez negra o morena.

La falta de respeto y el odio, así como las miradas y comentarios despectivos son señales claras de xenofobia o racismo. Uno de los ejemplos más conocidos en la historia fue el racismo que manifestó Adolf Hitler hacia las personas judías a quienes asesinó por verlos como una raza inferior.

Mientras que el racismo es más específico y apunta principalmente al color de piel de piel de la persona, la xenofobia es más general y habla tanto de un desprecio como de un temor hacia aquello que no se conoce.

 El racismo y la xenofobia implican diferentes sentimientos

El racismo se basa en que ciertas razas tienen superioridad intelectual. Esa creencia resulta de ver a una raza como más pura que otra, y concebir a la que es discriminada como inferior. El racismo existe en todo el mundo pero está presente más que nada en Occidente. Del racismo nacen tendencias malignas o prejuiciosas que puede llegar incluso al daño físico o moral.

La xenofobia, por su parte, promueve que las personas de Occidente son superiores tanto a nivel político como social, respecto a los demás habitantes del mundo. Las personas que sienten xenofobia pueden llegar a temer que su identidad se vea afectada por el ingreso de extranjeros e incluso pueden culpar a estos por sus problemas económicos y sociales. La xenofobia ve al inmigrante como alguien amenazante.