Diferencia entre dieta y régimen

Resulta un error bastante frecuente creer que la dieta y llevar un régimen alimenticio son la misma cosa. De esta manera termina siendo bastante común que se usen estas palabras a modo de sinónimo. Lo cierto es que ambos términos designan cosas diferentes que sirven para cubrir distintas necesidades y vale aprender en qué se diferencian.

¿En qué consiste una dieta?

A pesar de lo que muchos creen, la palabra dieta señala todo lo que comemos normalmente. Esto quiere decir que todos los alimentos que consumimos y los hábitos alimenticios que llevamos conforman nuestra dieta. De esta manera, lo ideal es llevar una dieta equilibrada que combine eficazmente diferentes alimentos para aportarnos todos los nutrientes necesarios.

La importancia de la dieta radica en que a través de los alimentos adquirimos los nutrientes que nuestro organismo requiere para funcionar correctamente. Cuando nuestra dieta no nos aporta la totalidad de estos nutrientes, podemos sufrir ciertos inconvenientes o problemas de salud. Lo mismo ocurre cuando nuestra dieta se compone de ciertos nutrientes de forma excesiva.

La diferencia entre dieta y régimen radica en su duración y los objetivos de cada uno.

¿Qué es un régimen alimenticio?

Lo que caracteriza a un régimen alimenticio es que se incorpora durante un tiempo determinado. Esto quiere decir que no regirá nuestra forma de alimentarnos indefinidamente sino que lo respetaremos a lo largo de un período de tiempo. La razón por la que seguimos un régimen alimenticio es para lograr un objetivo particular (bajar o subir de peso, regular el exceso de algún índice, ganar masa muscular, etc.).

De esta manera, los regímenes se siguen por razones personales, estéticas, laborales y de salud. Así, a una persona con exceso de peso su médico le recomienda seguir un régimen alimenticio durante unos meses para que baje de peso. También ocurre que al padecer alguna enfermedad nos sugieren un régimen riguroso hasta que mejoremos.

Resumiendo podemos concluir que la principal diferencia entre dieta y régimen radica en su duración. Esto quiere decir que los régimenes nos marcan determinados hábitos alimenticios a seguir durante una determinada cantidad de tiempo (días, semanas, meses). En cambio, la dieta describe nuestros hábitos alimenticios comunes, lo que consumimos normalmente.

Otras diferencias entre dieta y régimen

Así como la dieta describe nuestros hábitos alimenticios normales cabe mencionar que se encuentra relacionada a nuestro estilo de vida. También incluye aspectos como el lugar donde vivimos y nuestro estado de salud. Donde vivimos influye bastante en nuestra dieta con ciertas costumbres gastronómicas y alimentos típicos y regionales.

Sin embargo existen dietas sugeridas para personas con ciertas características o de acuerdo a su estado de salud. Así, las dietas pueden variar según la edad de cada persona, el estilo de vida que lleva y la actividad física que realiza. Incluso las dietas pueden variar en personas que tienen algún padecimiento o cuestión de salud como diabetes, celiaquía o hipertensión.

En el caso de los regímenes alimenticios es importante no seguir ninguno de estos de forma independiente. Esto se debe a que los régimenes deben ser propuestos por un especialista en el tema para evitar que tengamos algún problema de salud innecesario. Por esta razón tampoco deben prolongarse por mucho tiempo, debido a que, por lo general, no proponen una dieta saludable y balanceada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *