Diferencia entre queso mozzarella y queso parmesano

Existe una gran variedad de quesos con nombres, sabores, colores y texturas diferentes. Y no todos sabemos cuál es la diferencia entre uno y otro la mayoría de las veces. Hay varios tipos de quesos, como los blandos que cuentan con más agua y grasas que los quesos duros. Estos últimos se caracterizan por tener un sabor fuerte y por tener menos cantidad de grasas.

Siguiendo las explicaciones anteriores podemos decir que el queso mozzarella y el queso parmesano son completamente diferentes. En primer lugar, el queso mozzarella es oriundo de Italia y se lo elabora con leche de vaca o de búfala. La leche que se utiliza puede estar pasteurizada o no, pero este queso no precisa que se lo deje añejar.

El queso mozzarella presenta una consistencia fibrosa y se lo puede consumir tal cual es o fundirlo. Es el tipo de queso de preferencia a la hora de elaborar pizzas, aunque también se lo puede añadir a las ensaladas o con tostadas. Se trata de uno de los quesos más elásticos que existen debido al proceso al que se lo somete cuando es elaborado.

mozzarella-parmesano

La difrencia entre estos quesos se encuentra en su elaboración y consistencia.

En cuanto al queso parmesano, también es originario de Italia, pero a diferencia del mozzarella, no se pasteuriza y se lo deja añejar durante un año como mínimo. Dependiendo de la duración de añejamiento al que se lo somete será su consistencia. Si se lo añeja durante un año tiene punto bajo, por dos años se lo considera añejo y a los tres años es un queso seco.

El queso parmesano presenta una consistencia dura y granulada, se lo utiliza para ser rallado o para gratinar alimentos. Este tipo de queso se elabora con leche de Vaca reggiana o vaca frisona. Para su elaboración se deja reposar la leche durante toda una noche y luego se le añade leche fresca. A continuación se le agrega la leche cuajada para dejar que la mezcla se cuaje colocándola en moldes.

La principal diferencia entre el queso mozzarella y el queso parmesano se encuentra en su elaboración y consistencia. El queso mozzarella es fibroso y elástico y no precisa atravesar ningún proceso de añejamiento. El queso parmesano es duro y granulado y debe pasar al menos un año añejándose.

Otras diferencias entre queso mozzarella y parmesano

El proceso de elaboración del queso mozzarella consiste en separar el suero a través del cuajo de la leche fresca. A esa leche cuajada se le añaden ácidos y se procede a cortarla en cubos. Luego se la lleva a una cacerola con agua caliente para que los trozos se unan en una masa elástica uniforme.

Es gracias a este proceso que la mozzarella adquiere su elasticidad característica. Además de que enfrenta un hilado del queso, un trabajo bastante complejo que se realiza a altas temperaturas. Por último se forman bolas de queso que se dejan reposar en salmuera fría para que no pierda acidez.

Con el parmesano ocurre que se espera casi un mes para proceder a salarlo. Luego de esto se lo almacena para que pueda añejarse como corresponde. Una vez finalizado el tiempo de añejamiento se lo supervisa para controlar el nivel de calidad golpeándolo con una herramienta especial. Si supera la revisión se encuentra listo para ser vendido.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *