Diferencia entre fármaco y medicamento

Muchas veces en el habla cotidiana las personas utilizan las palabras fármaco y medicamento de manera indistinta. Se trata, sin embargo, de dos conceptos diferentes. Llamar fármaco a un medicamento sería un error, como también hacer lo contrario. Remarcar las diferencias entre estos conceptos es importante para tener en claro a qué se refiere cada uno.

Un fármaco es una sustancia química que fue alterada con el objetivo de usarse para el diagnóstico o el tratamiento de cierta enfermedad. Es común que al fármaco también se lo llame droga. Esto se debe a que se trata de una sustancia activa que influye sobre las acciones de un organismo mediante alteraciones químicas.

El medicamento, en cambio, es el producto que resulta de combinar los fármacos junto con un excipiente que permita otorgarlo de manera farmacéutica.  Es decir, el medicamento puede distribuirse a las personas gracias a que son elementos creados para el expendio. El medicamento puede utilizarse a nivel industrial o clínico.

fármaco medicamentoAunque se prestan a confusión fármaco y medicamento son conceptos muy diferentes aunque relacionados

Una característica importante que diferencia el fármaco del medicamento, es que el primero puede ser igual a las sustancias que genera el cuerpo. Un ejemplo de ello son las hormonas. Así mismo, una confusión habitual es que considerar que todas las drogas son fármacos. Pero solo es correcto afirmar que los fármacos son drogas.

Es importante hacer esta distinción puesto que muchas veces se considera que cualquier droga funciona como fármaco. Sin embargo muchas drogas son peligrosas para el organismo y pueden dañarlo gravemente. El fármaco es una droga que supone beneficios para el cuerpo. Un ejemplo de ello es la morfina, la cual es usada para calmar ciertos dolores

El medicamento, por su parte, cuenta en su composición con diferentes ingredientes que tienen distintas funciones. En general se trata de compuestos que buscan prevenir o aliviar cierta dolencia o estado del organismo. Por ejemplo la buscapina es un medicamento que se utiliza para dolor estomacal.

Gracias a los fármacos es posible la fabricación de los medicamentos. El fármaco es, finalmente, el principio activo que permite al medicamento tener efectividad.

Los medicamentos, a diferencia de los fármacos, pueden comprarse en farmacias según el nombre comercial que tengan adjudicados. Muchos medicamentos se vende solo bajo receta, es decir bajo prescripción médica. Otros son de venta libre, esto quiere decir que puede comprarlos cualquier persona sin necesidad de presentar una receta.

Otras diferencias entre fármaco y medicamento

Una característica relevante de los medicamento es que, a diferencia de los fármacos, vienen en diferentes formatos. Un medicamento puede adquirirse en forma de pastilla, líquido, polvo, crema, entre otros.

Así mismo el medicamento se caracteriza por tener ciertos diluyentes y saborizantes que hacen posible su ingesta o dosificación de manera sencilla. A pesar de ser, por lo tanto, medicamento y fármaco, sustancias con funciones iguales, se diferencian finalmente por el modo en que de presentan y se adquieren.

De esta manera siempre que una persona acuda a una farmacia lo que estará adquiriendo será un medicamento y no un fármaco. Sin embargo, ese medicamento fue fabricado a partir de un fármaco.