Diferencia entre fascismo y democracia

En las ciencias políticas encontramos diferentes tipos y formas de gobierno de los que no sabemos la diferencia. Algunas de estas formas de gobiernos se asemejan en ciertos puntos o características, otros son totalmente opuestos. Sin embargo, cada una de ellas se diferencia por la ideología que la sustenta y le sirve de base teórica.

En el caso del fascismo y la democracia son dos formas de gobierno totalmente opuestas. Para ello cabe detallar en qué consisten estas formas de gobierno y en qué se diferencian. A continuación definiremos lo que se conoce como fascismo y luego nos referiremos a la democracia.

Se conoce por fascismo a una forma de gobierno donde el poder lo ostenta una clase social que se considera superior a las otras. El fascismo representa todo lo opuesto del liberalismo y la democracia, normalmente se lo asocia a una dictadura. En la forma de gobierno fascista se tiende a oprimir al pueblo y a censurar la opinión pública.

fascismo-democracia

El fascismo y la democracia son formas de gobierno opuestas.

Por otro lado, la democracia se considera una forma de gobierno más bien pura. El origen de la democracia se remonta hasta la Antigua Grecia. Sin embargo, la democracia moderna difiere bastante de la democracia ateniense de antaño. La forma de gobierno democrática tiene en cuenta las necesidades de todos los ciudadanos, son todos iguales socialmente.

En los gobiernos fascistas el gobernador es el único encargado de decidir y dirigir todo en ese Estado. Dijimos que el fascismo normalmente se relaciona con las dictaduras, donde se controla duramente a los ciudadanos. En un fascismo no se respetan las libertades de las personas y sus derechos han sido limitados.

El caso en las democracias es diferente porque los gobernantes son elegidos por el pueblo a través del voto. Esto quiere decir que lo que decide la mayoría es lo que se termina cumpliendo. Tal como señalamos antes, en una democracia los ciudadanos son todos iguales socialmente y sus opiniones cuentan.

Otras diferencias entre fascismo y democracia

La forma de gobierno fascista contempla la supremacía del Estado, el poder que ostenta el Estado es absoluto. Esto quiere decir que el pueblo debe atenerse y respetar todas las decisiones que toma el gobernante. Esta tendencia suele venir acompañada por la creencia en el nacionalismo extremo, además de militarismo e intervencionismo social.

En las democracias, en cambio, los ciudadanos cuentan con todo tipo de libertades: como la libertad de vivir como prefieran y la libertad de expresión. También cuentan con una serie de derechos otorgados por el gobierno y se encuentran protegidos por el sistema judicial. La democracia contempla una sociedad más libre ya que el gobierno trabaja para el pueblo.

Entonces podemos resumir que las diferencias entre fascismo y democracia tienen que ver con cómo se gobierna. En el fascismo el gobierno ostenta todo el poder estatal y controla al pueblo. En la democracia, el pueblo elige a sus gobernantes y estos trabajan para el bienestar de todos. Además, el fascismo controla y limita los derechos de sus ciudadanos, mientras que en la democracia la gente es libre, tiene derechos y se encuentra protegida por el Estado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *