Diferencia entre ironía y sarcasmo

La ironía y el sarcasmo son dos tonos que suelen confundirse o tomarse como la misma cosa. A pesar de esto, es importante saber que son diferentes cosas y entender qué significa una y otra. Lo que diferencia estos términos, en primera instancia, es la intención que tiene lo que se dice con ese tono.

La ironía se trata de decir una cosa pero dando a entender lo contrario a lo dicho. El sarcasmo, por su parte, se trata de un comentario punzante o una burla hiriente. Es muy común que la gente los confunda o los use de forma indistinta sin saber muy bien cuál es la diferencia entre ellos.

Decimos que algo es irónico cuando expresamos lo opuesto a lo que pensamos o lo que estamos diciendo. Es una crítica indirecta, un comentario sagaz e ingenioso que trata de no ser tan explícito y literal. Como tal, la ironía es frecuentemente usada en el humor además de ser considerada una figura retórica.

La ironía expresa lo contrario a lo que dice y el sarcasmo lo hace con malicia.

En ocasiones es difícil identificar la ironía debido a que se trata de un comentario ingenioso e indirecto. De esta manera, la mejor forma de identificar la ironía es teniendo en cuenta el tono de voz, el énfasis que se le da a las palabras o los gestos del emisor. Todas estas señales sirven para detectar la verdadera intención de lo que la persona quiere expresar.

El sarcasmo, por su parte, consiste en un comentario mordaz, una burla que busca ser ofensivo hacia otra persona. La intención del sarcasmo es, por lo general, malintencionado o busca ser ofensivo, humillante o lastimar al otro. La confusión entre estos términos surge porque el sarcasmo es un tipo de ironía pero no una ironía tal cual.

Así, el sarcasmo puede ser hacerle un comentario malicioso a un alguien que tiene mal olor sobre si tiene alergia al agua o al jabón. Podemos notar que el sarcasmo es una crítica indirecta pero cuya intención es bien evidente. Por ejemplo, decir qué puntualidad a un compañero de trabajo que llega tarde.

Otras diferencias entre ironía y sarcasmo

La palabra ironía deriva del término ironia del latín y de eironeia del griego y señala algo que expresa lo contrario de lo que dice. Es una especie de contradicción retórica que esconde una burla o pulla disfrazada. Otra forma de definir a la ironía es como una especie de burla fina y disimulada.

Algunos ejemplos de ironía sería mencionar lo afortunados que somos cuando nos sale todo mal. También podría ser decir lo bien que nos sentimos cuando estamos enfermos o nos sentimos mal. Otro ejemplo de ello sería mencionar lo ocupados que estamos cuando no hacemos nada.

La intención del sarcasmo es insultar, humillar o ridiculizar a otro empleando ironía. El diccionario de la Real Academia Española define al sarcasmo como una ironía mordaz o una burla sangrienta. Así, el sarcasmo se emplea con la intención de ofender o maltratar a otra persona usando comentarios mordaces.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *