Diferencia entre nación y estado

En materia política algunos conceptos se diferencian por características particulares que a nivel general son desconocidas. Un ejemplo de ello ocurre con los términos de nación y estado que generalmente se usan de manera indistinta. Y aunque tengan ciertas similitudes, estos conceptos se refieren a cosas diferentes.

El término nación se trata de un concepto de tipo histórico y cultural que se refiere al conjuntos de individuos que comparten una cultura, historia, lengua y tradiciones. A raíz de esto podemos señalar que el concepto de nación engloba al grupo humano con todas esas características en común.

Por otro lado, el concepto de estado señala un tipo de organización política donde se integra una población dentro de un territorio y bajo una autoridad. Como tal, el estado se encuentra conformado por una serie de instituciones, donde se pautan leyes para mantener un orden social y un grupo de personas son elegidas para ostentar el poder.

La nación es un concepto histórico y el estado es un concepto político.

Una nación está conformada por ese grupo de personas que comparten un territorio y una historia en común. A su vez, la nación se completa con los vínculos que existen entre sus miembros. Dichos vínculos se traducen en la cultura, las costumbres, la lengua o dialectos que usan y hasta sus tradiciones.

Con respecto al estado, es un concepto de tipo jurídico y político que contempla los siguientes elementos: Incluye un territorio delimitado por fronteras, con una población y un gobierno. El estado se vale de una serie de instituciones para poder fijar y establecer un orden dentro de ese territorio y para la población.

La nación, en cambio, es un concepto histórico y cultural que se conforma por una población que comparte una historia. Las naciones no siempre cuentan con un Estado y pueden o no ser independientes a él. La palabra nación deriva del término natio o nationis de latín que significa pueblo, tribu o lugar de nacimiento.

Otras diferencias entre nación y estado

Los estados pueden clasificarse según su sistema político-territorial en: Estado unitario, estado federal, estado compuesto o estado confederado. También se lo puede clasificar según su forma de gobierno en: Aristocracia, Democracia, Monarquía o República. Cualquiera sea su forma o tipo, el estado es la unidad política que constituye a un territorio o país.

La diferencia entre un estado y nación es que son conceptos de distinta índole. La nación contempla las cuestiones que unen a un pueblo de forma cultural e histórica. El estado, por su parte, contempla una serie de cuestiones políticas y jurídicas para su configuración. La nación solo necesita de un conjunto de personas que comparten un origen, un idioma, una historia y una identidad cultural.

Siguiendo la idea anterior, otra cosa que diferencia a estos conceptos consiste en que el estado enmarca un territorio, una población y un poder soberano. La nación, en cambio, solo se conforma por la población; esto quiere decir que puede haber una nación sin territorio y sin estado. Un ejemplo de esto se encuentra en el pueblo judío que carecía de territorio hasta poco después de la segunda guerra mundial.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *