Diferencia entre polilla y mariposa

En nuestro mundo existen infinidad de animales e insectos, algunos son parecidos físicamente y esto lleva a confundirlos. Un ejemplo claro de esto es con las polillas y mariposas, se asemejan en forma y a veces tamaño pero no son el mismo insecto. Sin embargo, ambas pertenecen a la clase lepidóptera de los insectos.

Las polillas son un tipo de mariposa nocturna, también llamadas heteróceros. Según la definición de la Real Academia Española, las polillas son los insectos lepidópteros que se alimentan de tejidos y papel. Esta definición no incluye al resto de las mariposas nocturnas.

Tanto las polillas como las mariposas pertenecen a la familia lepidóptera de los insectos. Dentro de esta especie de insecto existen diferentes clasificaciones que abarcan nuevas familias de la especie. La principal diferenciación recae entre las mariposas diurnas y las nocturnas o polillas.

polilla-mariposa

La polilla es nocturna mientras que la mariposa es diurna.

Las mariposas diurnas entran en la categoría de Papilionoidea donde se excluyen categóricamente a las polillas. Aunque la división y clasificación de este tipo de insecto es un tanto compleja, los especialistas no acaban de clasificarlas. Aunque, si señalan que las diferencias más significativas entre mariposa y polilla residen en su morfología y comportamiento.

Como bien señalamos, la clasificación de estos insectos es compleja y generalmente se diferencia entre las mariposas diurnas y nocturnas. En este sentido se incluye a las polillas como nocturnas, aunque no siempre aparecen de noche. Sí cabe destacar que sin importar el horario de actividad estos insectos se conocen como heteróceros.

La diferenciación y clasificación de estos insectos hace hincapié en el horario de actividad. Así las mariposas son diurnas, se las puede observar revolotear durante el día, desde que sale hasta que se oculta el sol. Las polillas son más propensas a salir de noche y sienten especial atracción por la luz.

Otras diferencias entre polilla y mariposa

Además del horario de actividad, estos insectos se pueden diferenciar por su morfología. Por ejemplo, presentan diferencias en sus antenas, las mariposas tienen antenas finas en forma de bastoncillo. En las polillas, en cambio, las antenas presentan forma de pluma, peine o penacho.

Otras diferencias morfológicas entre polillas y mariposas se encuentra en la unión de sus alas. Las polillas presentan una especie de filamento que une el ala anterior con la posterior. Las mariposas no cuentan con esta unión en sus alas. Siguiendo con el tema de las alas, las mariposas suelen tener alas de colores vivos mientras que las polillas presentan alas en tonos pardos y apagados.

Otro rasgo diferenciador entre estos insectos es la estructura de sus cuerpos. Las mariposas presentan una estructura más bien delicada y endeble, en las polillas es ruda y notoria. También se pueden observar diferentes estructuras en las alas, en las polillas presentan mayor tamaño y resistencia.

Dejando la morfología de lado, podemos señalar diferencias en el comportamiento de estos insectos. Las polillas adoptan una posición de descanso con sus alas extendidas hacía los costados. Las mariposas, por su parte, descansan juntando sus alas en la espalda, pueden llegar a abrirlas y cerrarlas estando en posición de descanso.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *