Diferencia entre refrán y frase hecha

Entre las costumbres de cada cultura y sociedad se encuentran expresiones que se usan en determinadas situaciones. A la vez, dentro de esas expresiones típicas existen diferentes tipos que se denominan de una u otra forma sin tener en cuenta sus diferencias. Resulta muy común desconocer la diferencia entre un refrán y una frase hecha y pensar que son la misma cosa.

Un refrán, también llamado proverbio, se trata de una cita que textualmente aparece a continuación de dos puntos o entre comillas. Los refranes deben citarse tal cual, es decir, no se les puede realizar ningún tipo de modificación. De esta manera, no se puede cambiar el tiempo verbal, ni añadir cualquier tipo de diminutivo o cuantitativo.

En cuanto a la frase hecha, consiste en una oración completa, es decir, cuenta con sujeto y predicado. Las frases hechas suelen utilizarse comúnmente para sustituir locuciones verbales. Son frases de uso común que pueden o no incluir algún tipo de sentencia. Por ejemplo: “Como anillo al dedo”.

Los refranes son expresiones populares de uso común, las frases hechas son propias de un idioma concreto.

Tanto los refranes como las frases hechas son de uso común dentro del lenguaje popular o coloquial. Y aunque muchas personas utilicen cualquiera de ellos de forma corriente, muchos desconocen sus diferencias. Incluso suele ocurrir que no saben el origen de estas expresiones y las utilizan cuando corresponde más por costumbre que de forma intencional.

Los refranes son sentencias de una breve extensión de las que se desconoce su autor. El contenido de los refranes es tan acertado que se los emplea igualmente en conversaciones corrientes y en literatura. Como tal, los refranes suelen referirse a distintos ámbitos de la vida cotidiana desde temas existencialistas hasta cuestiones sobre el clima.

En cuanto a las frases hechas, son expresiones o frases que se usan generalmente en el discurso oral. Esto no quiere decir que no se las use en el lenguaje escrito, pero no ocurre tan seguido. Las frases hechas, a diferencia de los refranes, no suelen ser sentencias aunque pueden haber algunas excepciones.

Otras diferencias entre refrán y frase hecha

Los refranes, al tratarse de sentencias de uso común y generalizado, transmiten información de una generación a las siguientes. El uso tan seguido de estos refranes los termina convirtiendo en sentencias inamovibles de conocimiento general. La mayoría de los refranes suelen incluir alguna rima pegadiza que los hace más fáciles de memorizar.

Cuando decimos que los refranes son sentencias generales y de uso común se debe a que suelen incluir consejos o moralejas. Por esta razón son de uso general y se van transmitiendo de generación en generación. Los consejos o moralejas que contienen los refranes son prácticos para la vida.

Las frases hechas son propias de cada idioma y generalmente cuesta traducirlas manteniendo el sentido original. Además, la estructura de las frases hechas es fija y no se recomienda sustituir ninguna de las palabras por sinónimos o alterar el orden de la frase. Algo que caracteriza a las frases hechas es que cuentan con un sentido figurado que conocen todos los que hablan ese idioma.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *