Diferencia entre robo y hurto

Nuestro lenguaje tiene ciertos términos que solemos usar como sinónimos cotidianamente. Sin embargo, a pesar de sus similitudes, algunos de estos términos cuentan con ciertas diferencias que es necesario conocer. Un ejemplo de ello se encuentra en los conceptos de robo y hurto, ambos se refieren a la acción de apoderarse de un bien ajeno.

La diferencia entre estos términos radica en si el delito se efectúa empleando violencia o no. De esta manera, el robo es el que presenta el uso de la fuerza, que se realiza con violencia o amenazas. En un robo, el delincuente tiene actitudes o acciones violentas con la finalidad de apoderarse del bien ajeno.

En base a lo anteriormente mencionado, podemos definir que el hurto es el delito donde se sustraen bienes ajenos sin emplear violencia. El uso de violencia que diferencia estos delitos no necesariamente tiene que estar dirigido hacia una persona. Esto quiere decir que puede tratarse de un robo si el ladrón destruye la propiedad para poder robar.

La diferencia entre robo y hurto se encuentra en el uso o no de la violencia.

De igual manera, si el ladrón no utiliza ningún método violento se trata de hurto. Por ejemplo, sería un hurto si un ladrón va tanteando las puertas de autos estacionados y encuentra uno abierto. En cambio, si rompe la ventanilla o fuerza la cerradura se convierte en un robo.

Aprender a diferenciar estos delitos es importante sobre todo en cuestiones legales y administrativas. Por ejemplo, los contratos de seguros especifican diferentes tratamientos en caso de robo o hurto. La mayoría las compañías de seguros cubren los daños ocasionados por un robo, pero siempre es importante leer las especificaciones en el contrato.

El hurto no siempre se ve respaldado por los seguros ya que, por lo general, lo ven como un descuido por parte de los propietarios. Esto no necesariamente es culpa de la persona afectada, pero así es como se manejan las aseguradoras. Por ejemplo, si entran a robar una casa asegurada y destruyen la puerta, el seguro cubre los daños y el valor declarado de lo robado.

Otras diferencias entre robo y hurto

Tal como hemos señalado, es importante saber la diferencia entre robo y hurto sobre todo por las especificaciones legales. Así, cuando vamos a contratar un seguro para nuestro coche, por ejemplo, es importante ver qué cubre específicamente. Lo mismo sucede a la hora de denunciar estos delitos, las penas por robo o por hurto son significativamente diferentes.

Por lo general, la palabra que se utiliza para denominar la acción de sustraer un bien ajeno es robo. Es el término comúnmente conocido para describir todo tipo de apropiaciones ilícitas, se emplee violencia o no. Así, los que no conozcan la diferencia dirán que se trata de un robo por ejemplo: Si alguien se guarda algo en un supermercado o si un ladrón sustrae una billetera del bolso de alguien sin que el dueño se de cuenta.

Aunque el hurto no emplee violencia directa sigue siendo un acto delictivo que viola los derechos ajenos. Pero al no agravar la acción ejerciendo violencia, la pena por este delito suele ser considerablemente menor a la de robo. Sin embargo, las penas en caso de robo o hurto dependen de las características de cada caso en particular.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *