Diferencia entre el Sol y la Tierra

Aunque el sol y la tierra comparten algunas semejanzas se trata de diferentes tipos de astros. El sol es el centro del Sistema Solar, sistema del cual forma parte el planeta Tierra junto a otros planetas, satélites y otros cuerpos celestes. Lo que tienen en común el sol y la tierra es su forma esférica, la fuerza de gravedad que los caracteriza y que pertenecen al mismo sistema.

La principal diferencia entre ellos radica en que el Sol representa el centro del sistema local. Por su parte, la Tierra es uno de los tantos planetas que giran alrededor del Sol en este sistema. Empezando por ello, ambos cuentan con una serie de características y propiedades bien diferentes que resulta útil conocer.

El Sol

Podría definirse al sol como una estrella, pero no cualquier estrella ya que se trata del astro principal y central del Sistema Solar. Este sistema se llama de esta forma justamente debido al Sol y se conforma además por ocho planetas que giran a su alrededor. El Sol puede describirse como una enorme esfera de fuego conformada por grandes cantidades de helio.

El Sol y la Tierra forman parte del Sistema Solar.

Esta enorme estrella es la responsable y la que hace posible la vida en nuestro planeta Tierra. El Sol presenta un diámetro mucho más grande que el de la Tierra y no parece contar con movimientos definidos. Por el contrario, son los demás planetas y cuerpos celestes del sistema los que presentan una rotación en torno al Sol.

La Tierra

El planeta Tierra se presenta como el cuerpo más denso de los que conforman el sistema solar. Una de sus principales características es que cuenta con una atmósfera estable que permite la vida en su superficie. También presenta una doble rotación, sobre su propio eje en dirección de oeste a este y a la vez gira alrededor del Sol.

La rotación que hace sobre su propio eje tiene una duración de 24 horas y es la que marca el principio y fin de un día. En el caso de la rotación alrededor del Sol, esta tiene una duración de 365 que es lo que dura un año terrestre. Otras características de la Tierra lo describen como el quinto planeta más grande del sistema y el tercero más cerca del Sol.

Otras diferencias

Gracias a la luz del Sol y la rotación del planeta Tierra existen los días y el cambio de estaciones. Esto quiere decir que, a medida que la Tierra va rotando sobre sí misma los rayos del Sol iluminan uno de sus lados y el otro no. Y su rotación alrededor del Sol hace posible el cambio de estaciones en sus dos hemisferios.

La distancia que separa a la Tierra del Sol es justamente la necesaria para que sus rayos no resulten peligrosos. De esta manera, la Tierra se beneficia del calor e iluminación que el gran astro nos brinda. Nuestro planeta podría describirse como una roca sólida que se encuentra cubierta en su mayoría por agua.

Entre las principales diferencias que podemos notar entre el Sol y la Tierra se encuentran: el diámetro, su peso, el tamaño y su volumen. También podemos mencionar que el Sol cuenta con un brillo más estable que el de otras estrellas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *