Diferencia entre glóbulos rojos y glóbulos blancos

Cuando el médico nos pide un análisis de sangre vemos que los resultados detallan una serie de puntos. Algunos tienen que ver con los niveles de diferentes sustancias, otros computan los componentes hallados en nuestra sangre. Entre ellos se destacan los glóbulos rojos y los glóbulos blancos, pero ¿qué significan y en qué se diferencian?

Los glóbulos rojos, o eritrocitos, son las células que más abundan en la sangre. Estas células poseen una forma pequeña y circular. Les falta el núcleo y por eso presentan una forma bicóncava. Gracias a su tamaño pueden pasar a través de los vasos capilares. Son los encargados de llevar oxígeno a los tejidos e intercambiarlo por dióxido de carbono.

Por otra parte, los glóbulos blancos o leucocitos se encargan de las funciones inmunitarias del organismo. Esto quiere decir que cumplen un rol de defensa frente a las enfermedades. Presentan un tamaño mayor al de los glóbulos rojos y sí cuentan con núcleo. Otra diferencia con los glóbulos rojos es que los blancos no abundan tanto.

globulos-rojos-blancosLos glóbulos blancos transportan el oxígeno en la sangre, los blancos tienen funciones inmunológicas.

Los glóbulos rojos se originan y desprenden de la médula ósea. Desde entonces circulan por el torrente sanguíneo llevando a cabo sus funciones por un período de 120 días aproximadamente. Presentan un color rojizo, de ahí su nombre, porque contienen y transportan hemoglobina.

Debido a su tamaño, características y funciones, los glóbulos blancos se componen de: granulocitos, linfocitos y monocitos. Los dos primeros se encargan de pelear contra los virus y las bacterias. No es de extrañar entonces, que el organismo aumente la producción de glóbulos blancos cuando debe combatir una infección.

Podemos decir entonces, que las diferencias entre glóbulos rojos y blancos son las siguientes: la forma y composición que presentan, la cantidad de ellos que hay en la sangre y las funciones que realizan. También se los puede diferenciar por el color, los blancos son incoloros y los rojos presentan ese color por la hemoglobina.

Otras diferencias

Antes mencionamos que los glóbulos rojos tienen una expectativa de vida de 120 días. Esa es otra cosa que los diferencia, los glóbulos blancos viven entre 4 y 30 días. La duración de éstos últimos se encuentra determinada por cada organismo.

La presencia de cada uno de ellos en la sangre también los diferencia: los glóbulos rojos cuentan con un 40 o 45% mientras que los glóbulos blancos solo el 1%. Cuando en un análisis el recuento de glóbulos rojos es bajo se sufre de anemia. Si lo que faltan son glóbulos blancos es sinónimo de leucopenia y afecta las funciones inmunitarias.

La forma física es otra diferencia entre estas células, los glóbulos rojos son bicóncavos mientras que los blancos tienen una forma más irregular. Hay un solo tipo de glóbulos rojos, los glóbulos blancos, por otro lado, presentan tres tipos diferentes. Los glóbulos rojos circulan por el sistema cardiovascular, los blancos en el sistema cardiovascular linfático.

La diferencia más importante entre ambos es la función que cumplen: los glóbulos rojos transportan oxígeno y hemoglobina. Los glóbulos blancos protegen al organismo de agentes extraños, su función es inmunológica.